32 portadaTeníamos, por supuesto, más de un tema para comentar en este Editorial, pero sólo unas horas antes de redactarlo, cuando ya toda la revista estaba absolutamente acabada para entrar en imprenta, recibimos la nota de prensa que nos informa de la creación de una nueva asociación en defensa de los derechos de los cazadores, promovida por personas desde hace mucho tiempo implicadas en este tema, y que además reclaman la atención y la participación del mayor número de interesados posibles, un número que puede alcanzar nada menos que en torno a un millón de potenciales usuarios. No fuera malo.
Les dejo por tanto con esa información, confirmando la buena noticia de que vamos a contar con una muy importante “arma de defensa” para poder responder de forma adecuada y contundente a los ataques y situaciones vergonzosas que ya tantas
veces se están produciendo desde colectivos tan desinformados como manipulados politica e interesadamente. Y les recuerdo que ese número de ciudadanos que se van a ver defendidos desde ahora de forma más que eficaz, es al mismo tiempo
el que beneficia y asegura que pueda existir un Reglamento de Armas de alguna forma “asimilable”, aunque ya comentaremos otro día cómo se siguen produciendo situaciones y normas que son de difícil entendimiento. Pero hoy es de la nueva
ENDECA de lo que trata esta página.


Luis Pérez de León